La Plantación

"Solo el control total sobre la plantación,
nos permite asegurar la más alta calidad del producto final"

Solo producción propia

No entendemos la calidad sin controlar todos los pasos que componen el proceso de producción por eso la plantación de “Finca El Blanco” es la parte mas importante de nuestro negocio. Dividida en 3 parcelas se sitúa en el centro de La Mancha, una zona que se adapta perfectamente al cultivo del pistacho por sus especiales características tanto de suelo como de clima.

El suelo manchego se caracteriza principalmente por su llanura un aspecto muy beneficioso para el pistacho pues los vientos que favorecen la polinización no encuentran obstáculos, factor este que unido al tipo de suelo “calcisol pétrico” de textura franco-arenosa favorece el drenaje del agua evita los charcos y favorece el arraigo de los arboles.

El pistacho necesita veranos largos y muy calurosos e inviernos muy fríos y estos dos factores los encuentra en Villarrobledo (Alt. 700 m) con temperaturas medias en Julio y Agosto por encima de los 32 grados y por debajo de 0 grados en Diciembre y Enero. Este salto térmico es muy importante en fases como el desarrollo del fruto o la epoca de floración. Otros factores medioambientales la baja humedad relativa y la escasez de lluvias evita la proliferación de hongos y enfermedades en los arboles. El viento es muy bueno para este cultivo pues reduce la humedad relativa y beneficia el desarrollo de los arboles.

Unido a estos factores medioambientales sobre los que no tenemos ningún control, en Finca El Blanco nos hemos propuesto “la Excelencia en el Cultivo del Pistacho” y por eso controlamos el crecimiento de nuestra plantación desde el inicio.

Nuestras parcelas están orientadas al sur para evitar la posibilidad de las heladas tardías en los meses de Abril y Mayo, y en ellas plantamos nuestros propios porta-injertos de nuestro propio vivero. Cuando los porta injertos están preparados los llevamos a la plantación y allí les dejamos que arraiguen durante 2 temporadas hasta que son injertados con las variedades elegidas. 

La poda es una de las claves de la salud de nuestra plantación pues depende si el árbol esta en formación, en producción o en rejuvenecimiento. Se realiza siempre durante el largo invierno para evitar las perdidas de reservas de la planta.

El terreno también es cuidado con mimo en Finca El Blanco buscando mejorar las propiedades del suelo y la nutrición de la planta sin competencia de malas hierbas. Esta labor de limpieza continua en la plantación nos permite controlar las plagas y evitar el uso de herbicidas.

El objetivo es que nuestros arboles lo tengan todo para producir los mejores frutos, ¡¡Pruebalos y dinos si lo conseguimos!! 

Si quieres saber mas sobre el cultivo del Pistacho permanece apúntate a una de nuestras visitas guiadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies